CONGESTIÓN MAMARIA, INGURGITACIÓN MAMARIA, CONDUCTO OBSTRUIDO

Está considerado un proceso fisiológico.

Aun así, esta plenitud puede derivar en síntomas severos donde las mamas están ingurgitadas y tan inflamadas y duras que el bebé no puede agarrarse al pecho y es importante conocer cómo prevenir o tratar la congestión.

Factores que favorecen la ingurgitación mamaria:

  • Las mujeres que han recibido sueros intravenosos y peridural tienen más probabilidades de tener ingurgitación.

  • La separación prolongada de la madre y recién nacido.

  • Leche acumulada por no vaciar los pechos, por una técnica incorrecta.

  • Limitar el número o duración de las tomas (el pecho es a demanda).

  • Suplementación precoz de las tomas con leche de fórmula.

  • Cirugía previa sobre el pecho.

  • Más adelante cuando un bebé duerme cinco horas seguidas, cuando lo normal era despertarse cada hora y media.
     

Prevención y tratamiento
La prevención de la ingurgitación mamaria irá relacionada con los factores que la predisponen:
  • Favorecer la lactancia precoz, frecuente tanto de día como de noche, para esto será necesario no separar al binomio madre-bebé, mejor si están piel con piel.
  • Comprobar que hay un buen agarre de la mama y una técnica correcta.

  • Dar el pecho a demanda.

El tratamiento

  • Amamantar frecuentemente empezando por el pecho que está más afectado, primero ofrecer un pecho hasta que lo vacíe, no un poco de uno y un poco de otro. Si el otro se queda muy lleno, puedes extraer un poco de leche pero sólo la suficiente para aliviar el pecho cargado. Si se saca mucha leche se está estimulando, con lo que se produciría más leche agravando la situación. Recuerda que a más succión más producción. La leche extraída se puede guardar para después (para dársela con cuchara, con dedo-jeringa, con vasito), aunque el objetivo no es sacar leche para guardar si no para aliviar la congestión.

Para que el bebé se pueda coger al pecho se debe ablandar un poco la areola porque con el pecho tan duro no pueden agarrarse. Y en el caso de hacerlo, la lengua no puede trabajar y, aunque esté cogido al pecho, no saca nada.

  • Se debe intentar primero la Presión Suavizante Inversa (PIS): se ejerce una presión positiva en un radio entre dos y cuatro cm en la zona que rodea la base del pezón. El objetivo es desplazar la inflamación hacia atrás, alejando el edema de la areola para que el bebé pueda agarrarse. Es una técnica muy sencilla que puede realizar la madre, la pareja o el profesional sanitario de referencia que esté llevando el seguimiento de la lactancia.

CONGESTIÓN MAMARIA

La congestión mamaria es una inflamación de las mamas frecuentemente entre el segundo y quinto día posparto.

La subida de la leche produce una hinchazón y endurecimiento de las mamas, que se puede acompañar de dolor y aumento de la temperatura corporal. Lo que sucede es que hay un aumento de vascularización de las mamas, con el consecuente aumento de líquido entre los tejidos. Esto produce una congestión vascular por el aumento de flujo de sangre en los capilares de los conductos.

| Congestión mamaria |

Lactancia Sabadell en Amaltea

  • Col

Las hojas de col contienen taninos que absorben el calor y ayudan a bajar la inflamación. Se lava la hoja, se  rompen los nervios a la hoja de col, por ejemplo, haciendo rodar encima una botella de plástico y se aplica tal cual, en la mama, poniendo el sujetador encima. En seguida va a absorver el calor quedando como si estuviese hervida.

  • Frío

Antes y después de la toma puede aplicarse frío, pero hay que tener en cuenta que algunas mujeres tienen sensibilidad en los pezones y al producirse un poco de isquemia (falta de riego de la sangre por el frío) tengan dolor. Desinflama, pero al contraer los conductos dificulta un poco la salida de la leche, por eso se debe estar alerta al aplicarlo. Lo que NO se debe hacer es aplicar calor. Pasaría lo contrario, el calor vaso dilata y aumenta el edema vascular.

  • Tratamiento farmacológico

Tu médico puede pautar un antiinflamatorio mientras dure el dolor o la fiebre.

  • Que no haya interferencias como chupetes o biberones.

 

  • Puede ayudar realizar un masaje suave con movimientos circulares hacia el pezón, por el contrario, hacer masajes con mucha presión causan mucho dolor y aumentan el edema.

CONDUCTO OBSTRUÍDO

Un poco de anatomía de la mama nos vendrá bien, para saber qué es una obstrucción dónde está y porqué se produce.

Dentro de cada mama hay una glándula mamaria formada por unos 15 ó 20 lóbulos, son como unos compartimentos que se separan entre sí por tejido adiposo (grasa). Cada uno de estos lóbulos están divididos a su vez por otros más pequeños, los lobulillos, formando como pequeños racimos de glándulas secretoras de leche, se llaman alveolos.

Pues bien, estos racimos están unidos por unos tubos que se llaman ductos o conductos galactóforos que son los que llevan la leche hasta el pezón.

La leche puede acumularse en uno de los conductos provocando un bulto doloroso, que puede estar enrojecido, que bloquea el conducto.

 

Normalmente afecta al cuadrante superior que toca a la axila, es la parte que menos drena el bebé. Lo más habitual es colocar al bebé en posición de cuna y la parte de donde extrae más leche será la que quede debajo de su lengua.

En general la mujer se encuentra bien y no tiene fiebre, pero el bulto le duele.

 

¿Por qué se obstruye el conducto?

La leche puede quedar retenida porque el conducto se ha inflamado, esto puede ser debido a una presión o porque hay una infección.

  • Si no se ha vaciado totalmente un pecho.

    • Se cambia de pecho antes de tiempo sin dar tiempo a vaciarlo.

    • Hay una técnica incorrecta en el agarre o posición.

    • Se saltan tomas.

    • Se restringen las tomas. El pecho es a demanda.

 

  • El sujetador, la prenda de ropa, el porta bebés, son demasiado ajustados.

  • La congestión mamaria: la leche hace presión en los conductos dificultando que fluya.

Tratamiento

  • Amamantar a demanda, dar un pecho hasta que esté vacío.

  • Evitar la presión de los pechos. No usar prendas ajustadas ni dormir boca abajo.

  • Masajear la zona con movimientos suaves alrededor del bulto y hacia el pezón. Funciona muy bien masajear con los dedos o con un cepillo del pelo de los bebés. También puedes probar a hacer un drenaje linfático.

  • Amamantar procurando que la lengua del bebé quede apuntando al bulto, normalmente será posición de rugby o posición acostada paralela inversa, para que se drene justo la zona que está debajo de la lengua y se desobstruya el conducto.

Es importante tratar el conducto obstruido porque puede derivar en una infección o absceso, además de hacer que la lactancia sea dolorosa.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la alimentación exclusiva al pecho durante los 6 primeros meses de vida del niño y continuar el amamantamiento, junto con las comidas complementarias adecuadas, hasta los 2 años de edad o más. Esta recomendación ha sido adoptada por el Comité de Lactancia de la Asociación Española de Pediatría entre otras instituciones.

NOTA IMPORTANTE

 

El contenido de esta web informa y complementa pero en ningún caso sustituye el trabajo de  los profesionales de la salud. Ante cualquier duda debéis consultar con el profesional sanitario de referencia.

ESCRÍBENOS

LLÁMANOS

93 125 93 29

SÍGUENOS

Captura de pantalla 2019-09-27 a las 16.
Captura de pantalla 2019-09-27 a las 16.
Captura de pantalla 2019-09-27 a las 16.

VISÍTANOS

Amaltea centre de salut

c/Sant Oleguer, 94

Sabadell 08202

Barcelona

Horario: 9.00h a 14.00h

               17.00h a 20.00h

        

Captura de pantalla 2019-09-27 a las 16.
Please reload